Positivas Can
Associació Positivas Can
Anuncis Positivas Can

Demencia, Alzheimer

Este proyecto se lleva realizando desde el año 2009 en la Residencia La Torrasa en Barcelona. Se trabaja con tres grupos de usuarios pero cabe resaltar el trabajo que se realiza con enfermos de alzheimer en un estado muy avanzado

 

Se ha constatado que trabajar con animales para estimular los residentes es un herramienta muy motivadora, además es el taller donde más residentes participan. Personas con poca o ninguna participación en los talleres más tradicionales: psicoestimulación, memoria y fisioterapia ... lo hacen de manera más activa en la terapia con animales.

En este proyecto se trabaja con 3 grupos:

  • Sala de Autónomos
     
  • Usuarios con graves demencias GDS 6-7 - Planta UPG
     
  • Usarios con demencias GDS 5-6 - Planta UPG

Aspectos que se trabajan:

Nivel emocional:

Es el aspecto que más influye en los residentes. La totalidad de las personas que participan en el taller (54/77), han experimentado sentimientos positivos, de alegría que conllevan un bienestar para la persona. Se constata por la observación de risas, expresiones faciales y expresiones verbales que así lo indican. Según numerosos estudios realizados en Estados Unidos, donde la terapia funciona desde hace muchos años, si pudiéramos valorar los efectos a largo plazo veríamos como este aumento de las emociones positivas afecta también a otros aspectos como la disminución de la ingesta de medicamentos, mejora del estado de ánimo, disminución de la ansiedad y la depresión.

A nivel cognitivo:

  • Gnosias: reconocimiento de objetos
  • Praxis: utilización de objetos y realización de acciones
  • Memoria inmediata: repetir una secuencia de comandos
  • Memoria remota: recordar los datos del perro, historias de vida con perros de los residentes, recordar las sesiones anteriores, etc.

Todos los residentes que participan en el taller de una manera activa trabajan aspectos cognitivos, aunque se potencia los ejercicios de psicoestimulación con en los residentes de la planta UPG, ya que por su estado cognitivo necesitan más estimulación.

Nivel social:

Hemos observado que la terapia estimula la comunicación entre los residentes, con conversaciones relacionadas con los perros. Durante las sesiones se han realizado actividades para potenciar la interrelación entre los usarios (por ejemplo, pasear al perro entre dos personas, una persona le pone la ropa y el otro le quita, etc.). Después de cada sesión observamos que los usuarios hacían pequeños grupos comentando historias sobre perros propios y sobre la terapia hecha en la residencia. También hemos visto que tanto los residentes como las familias se interesan y preguntan cuándo se harán nuevas sesiones. Los familiares que han visto las sesiones se muestran satisfechos con las reacciones de los residentes.